Modelo matemático estima que en Estados Unidos deberán levantar cuarentenas estrictas en 2022. Dudas sobre comportamiento del virus indican cuarentenas intermitentes durante varios meses.

A causa de la pandemia del covid-19, la mayoría de países están con una sola misión: aplanar la curva de contagios para que sus sistemas de salud no colapse. Sin embargo, recientes modelaciones matemáticas han dejado en evidencia que esa sería recién la primer batalla, ya que la guerra contra el virus podría extenderse, al menos, durante dos años más.

“Casi todo es una incertidumbre todavía”, dice Ricardo Soto Rifo, virólogo del ICBM de la Facultad de Medicina de la U. de Chile. Un reciente estudio que se publicó en la revista Science, estimaba que en 2022, Estados Unidos debería entrar nuevamente a cuarentenas estrictas. “Ese modelo es súper interesante porque considera varios factores. Pero todavía no se puede asegurar nada”, indica.

Debido a los cortos cinco meses que la humanidad ha tenido que lidiar con el virus, la mayoría de las proyecciones se hacen según cómo se comportan los otros cuatro coronavirus ya registrados. El inconveniente, dice Soto, es que “no sabemos si éste virus podría comportarse parecido a los otros o si será algo totalmente distinto”. Una de las dudas es cuánto podría durar la inmunidad a la enfermedad luego de contagiarse, o si siquiera existe (ver nota asociada). Además, se desconoce si el virus podría tener un comportamiento estacional (circulación todo el año pero peaks de contagios en invierno) o no. El virólogo indica que varios equipos científicos supondrían que sí, pareciéndose en algo a dos coronavirus (OC43 y HKU1) que se comportan de manera estacional y serían la segunda causa mundial de resfrío común.

Para el doctor Pablo González, investigador del IMII y académico UC, el virus no ha mostrado comportarse de manera estacional, lo que “resultaría preocupante, porque indicaría que el ritmo de infección o casos severos no va a disminuir según las condiciones ambientales”. En esa línea, la alta contagiosidad del covid-19 haría “muy difícil que el distanciamiento social pueda erradicar la enfermedad, Aunque sí es la principal herramienta”. El académico, por tanto, dos años más con sucesivas cuarentenas debido a la presencia y expansión del virus es “bastante probable”.

Inmunidad que promete Mañalich no es un hecho
“La inmunidad dura mucho tiempo, al menos un año”. Esas fueron las tajantes palabras del ministro Jaime Mañalich que la comunidad científica no tardó en refutar. En rigor, sus dichos se sostienen en la inmunidad que han mostrado los dos coronavirus estacional que existen, la cual es cruzada. Es decir, si enfermas con uno, serías inmune por un tiempo a ambos.

Para Pablo González es una posibilidad, ya que incluso el SARS mostró una inmunidad un poco mayor. Sin embargo, junto al virólogo Ricardo Soto coinciden en que aún falta mucha investigación científica que lo compruebe, o que incluso demuestre un período menor o inexistente. Otra clave para Soto son los casos que luego de 14 días siguen dando positivo. “Aquí hay dos fenómenos posibles: o que haya reinfección o que el virus muestre persistencia”. Si la replicación viral aún es viable en ese tiempo, abriría un nuevo flanco con los asintomáticos contagiosos.

DOS PREGUNTAS A…

Dr. Pablo González. Académico UC e investigador del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia. / Gentileza
Académico UC e investigador del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia.
¿Cuánto tiempo podría durar el intenso seguimiento de infectados? Han salido estudios que indican una proyección de al menos dos años con presencia y expansión del virus. Lo cual es bastante probable dado el gran porcentajede población asintomática que igual sería contagiosa. El seguimiento continuo de la enfermedad, tasa de contagio y test, será un desafío por largo tiempo. No habrá que aflojar en eso.

¿Se produce inmunidad tras el contagio? Es un tema aún en desarrollo. Para la certeza faltan estudios acabados y más tiempo. Se cree que muy probablemente sí la hay, basado en respuestas inmunes de otros virus de la familia coronavirus. Por esa extrapolación, se espera que las personas durante un año puedan contar con los componentes inmunes suficientes para evitar una reinfección. Sería ideal, para que circulen con tranquilidad los ya infectados y tener eso en cuenta para las políticas sanitarias. Pero aún está por corroborarse. Los virus respiratorios son algo más complejos.

LAS CUATRO INCERTIDUMBRES DEL SARS COV 2, SEGÚN LOS EXPERTOS
¿El covid-19 es estacional? No se tiene certezas de si el virus circulará todo el año pero con peaks de contagios en invierno, o si la infección se mantiene estable independiente de las condiciones ambientales. Corroborar eso será crucial para saber si los países deben intensificar sus medidas en invierno o mantener la contingencia todo el año.
¿Contagios producen inmunidad? En base a otros virus de la misma familia, cabe la posibilidad de que el contagiado quede “protegido” de una reinfección durante un año. Eso, sin embargo, es sólo una extrapolación. De momento, nada permite asegurar que el sars cov 2 se comporte igual. Por contagiosidad, se parece más a los coronavirus responsables de resfríos comunes, por gravedad de los cuadros, al Sars.
¿Cuánto tiempo durarán los distanciamientos sociales? Otra incógnita sin respuestas. Si la inmunidad tras el contagio fuera alta, estrategias para favorecer un contagio “lento” en la población sería incluso beneficioso. Algo similar a lo que hacen los padres con el sarampión en sus hijos. Pero la información hasta ahora prevé un constante ir a venir de cuarentenas en dos años.
¿Cuándo llegará la vacuna? Se estima que faltan al menos 18 meses para estar disponible a la población. Pero no quiere decir que el problema esté resuelto. Investigadores calculan que el 70% de la población mundial deberá estar inoculada antes de levantar las barreras.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *