Hasta con donaciones: Mañalich se reencuentra con embajador chino.

Finalmente sí había colaboración de China. No llegaron ventiladores, pero se anunciaron. China entregó 11 mil elementos de protección.

Y la historia se volvió a enredar. Tras una serie de declaraciones cruzadas, que incluyeron contradicciones y polémicas con la prensa, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, recibió de manos del embajador de China en Chile, Xu Bu, una donación que incluye 11 mil elementos de protección personal para los trabajadores del sector salud.

A través de la cuenta de Twitter del Minsal se transmitió la privada ceremonia, sorprendiendo a varios. Se dio luego de que en la jornada del domingo se encendiera la polémica entre ambos. En entrevista con La Tercera, el diplomático tomó distancia respecto de posibles colaboraciones anunciadas por el secretario de Estado chileno. Y al ser consultado por ventiladores que donaría el gigante asiático, dijo: “No tengo información sobre la donación de 500 ventiladores”.

Si bien Mañalich reconoció luego que la donación de ventiladores no sería desde el gobierno, si no que desde empresas, y Xu Bu insistió en que “no conozco el compromiso de nuestro gobierno a donar ventiladores a Chile”, la jornada de ayer se mostraron cercanos.

De hecho, el titular de Salud subrayó que no será la primera colaboración, vendrán más, “incluyendo ventiladores mecánicos, del gobierno chino a Chile, de empresas chinas a Chile, sin costo”.

Y de ello dio cuenta Juan Sutil, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC). Pese a que se había pedido sigilo para hablar de este asunto, anunció que la próxima semana llegarán 200 ventiladores al país y que, por lo demás, la embajada de Chile en China ya no es tal, sino que “simplemente se sacaron todos los muebles y es una bodega. La casa del embajador también es otra bodega y el jardín otra”.

DE LA GUERRA A LA NUEVA NORMALIDAD
Mientras la polémica por los ventiladores sigue preocupando al Gobierno, los protocolos sanitarios para que una serie de recintos puedan volver a abrir sus puertas están listos. Y es que desde el Ejecutivo están trabajando en fórmulas para que ciertas prácticas se puedan retomar, pero adoptando los resguardos necesarios.

Y de hecho, a la polémica frase de la subsecretaria de Salud, Paula Daza, referente a que se puede compartir un café con cuatro amigos, se sumaron nuevas actividades. El ministro Mañalich, añadió que quienes estén en condiciones, siempre tomando las medidas recomendadas, podrán “ir a tomar cerveza, ir a comerse una empanada”.

Desde la cartera detallaron a este medio que la determinación de abrir restoranes o cafés no depende sólo del Minsal, y que los protocolos serán publicados una vez que se determine que existen condiciones para su apertura.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *