Israel se convierte en el primer país en cerrar fronteras tras la detección de dos casos variante ómicron.

( EFE)  La detección del segundo caso en Israel se produjo a pocas horas de que el país cierre sus fronteras por dos semanas. El ministro de Salud manifestó que tienen a la nueva variante “bajo control” y llamó a la población a no entrar en pánico.

 Israel identificó hoy el segundo caso de la variante ómicron del coronavirus, en una mujer que llegó recientemente desde Sudáfrica, según informaron medios locales.

La detección de este nuevo caso llega pocas horas antes de que el país cierre sus fronteras a extranjeros por un período de dos semanas, durante las cuales los israelíes que entren al país deberán someterse a una cuarentena de al menos tres días.

El primer caso de la nueva variante había sido identificado el pasado día viernes por la mañana -una mujer llegada desde Malawi- y pocas horas después el Gobierno prohibió los vuelos desde y hacia casi todo África, con excepción de Egipto y el Magreb.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *